Acceso usuarios

E-mail

Contraseña


Nuestro aceite

Arbekinum

Arbekinum es la marca de aceite exclusiva y propiedad de Tradicionarius. Es un aceite virgen extra, siempre de primerísima calidad, obtenido a base exclusivamente de olivas arbequinas cosechadas con el sistema tradicional. Con la garantía de que se ha elaborado siguiendo los procedimientos tradicionales de una almásera moderna, y con extracción en frío. El Aceite Arbekinum es de una calidad tan excepcional que permite hacer una comida tan sólo con un buen pan Tradicionarius, un chorro de aceite y un poco de sal.

Limone

Base de aceite Arbekinum, virgen extra prensado con extracción en frío y con un toque de limón. Sólo abrir la lata de aceite Limone de Tradicionarius ya se percibe el aroma sutil y a la vez intenso del limón. El Limone Tradicionarius es un aceite muy bien conseguido, gracias a la mezcla perfecta entre dos ingredientes tan nuestros y propios de la dieta mediterránea. Su gusto no deja indiferente a nadie. Condimenta a la perfección comidas donde se busca un acabado muy suave, de aroma y gusto de limón. Es sencillamente uno de aquellos aceites de los que siempre hay que tener una lata a casa

Ocimus

Ocimus es el mismo aceite Arbekinum especiado con albahaca. Es de los pocos aceites especiados elaborados con extracción en frío, y que presenta como resultado uno de los aceites más finos y sabrosos de la dieta mediterránea. El gran secreto es la mezcla exacta de las especies de primera calidad, que le otorgan un paladar excepcional e ideal para pasta, ensaladas o simplemente con una rebanada de pan Tradicionarius.


Cosecha

No basta con que las olivas sean buenas, el momento y la manera de recolectar las olivas condicionarán, y mucho, la calidad final del aceite. Así, la época de la cosecha tiene que coincidir con el momento exacto de la óptima maduración de las olivas. Si durante la cosecha o el transporte de las olivas hasta la almazara se maltratan las olivas, la calidad también se verá afectada. Las plagas y enfermedades de los olivos influencian directamente en la calidad final.

Los aceites Tradicionarius tienen siempre su origen en la plantación y recolección con un control de todo el proceso para garantizar el óptimo tratamiento de las olivas.

Oliva Arbequina

Noviembre. Empieza la cosecha de las olivas arbequinas que serán la base de nuestro aceite extra virgen. Cosechadas de manera tradicional para no echar a perder la oliva y no perder la calidad perseguida por los aceites Tradicionarius. Con las primeras olivas, ya se ponen en marcha los molinos para obtener el primer aceite del año, que llenarán nuestros originales envases, ideales para hacer un regalo.

La base de los aceites de oliva es, evidentemente, las olivas. Pero de olivas hay de muchas clases y calidades. En nuestro caso, el aceite Tradicionarius tan sólo usa olivas de la especie Arbequina. El nombre viene dado por la población de Arbeca, donde vivía el Duque de Medinaceli a quien se le atribuye la introducción de este tipo de olivas en la Península Ibérica en el siglo XVII. Desde entonces, la oliva arbequina ha sido considerada como la excelencia de las olivas que se cultivan en la Mediterránea.

Acidez

La acidez viene determinada por el porcentaje de ácidas grasas libres en base al ácido oleico. Así, en función de los índices analíticos de la acidez se determina la clase de aceite que tiene que constar en la etiqueta. Resumiendo mucho el procedimiento, podríamos concluir que la mayor calidad del aceite va en función de su nivel de acidez. A menos ácido, más calidad tiene el aceite.

Y en base a la acidez podrían diferenciar los siguientes tipos de aceite:

Aceite de oliva Virgen Extra. Aceite con una acidez inferior a 0’8º. Obtenido única y exclusivamente mediante procesos mecánicos: prensa, decantación, etc. Se puede considerar el mejor tipo de aceite de oliva del mercado. TODO el aceite Tradicionarius es Virgen Extra.

Aceite de oliva Virgen. Aceite con una acidez inferior a 2º

Aceite de oliva Virgen Lampant. Acidez superior al 2º. No se comercializa para el consumo ya que se considera que no es apto. Se utiliza para mezclar otros aceites y refinarlos.

Aceite de oliva. Se obtiene mediante procesos mecánicos y químicos: neutralización de ácidos, descoloración, desodoritzación, etc. Es el que se comercializa en más volumen. El más fácil de encontrar a establecimientos de venta de comestibles y otros productos. Generalmente es fruto de la mezcla de aceites refinados, de olivas de diferentes procedencias, y generalmente se mezcla con aceite de oliva virgen.

Extracción en frio

Seguramente es de los aspectos más importantes para valorar un aceite. Es la recomendación con más consenso entre dietistas y médicos, puesto que la extracción en frío le otorga al aceite toda la garantía de ser un producto altamente saludable.

En la extracción en frío se lleva a cabo todo un proceso de prensado donde no se superan los 27º, y no se aplica calor porque el aceite no pierda sus propiedades más importantes. Pero la pregunta importante es: ¿por qué los productores de aceite tendrían que aplicar calor artificialmente? Pues porque a partir de una temperatura superior a los 27º se obtiene una producción mucho más grande, y por lo tanto, se puede ofrecer a un precio mucho más bajo. Y es precisamente por este motivo que nunca se puede comparar un aceite que verdaderamente se haya elaborado con extracción en frío con otro que no.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos.